HomeTratamientosMedicina Estética Corporal Fosfatidilcolina

Fosfatidilcolina

 

 

El mecanismo de acción de la fosfatidilcolina, se da gracias a su acción enzimática sobre las adiposidades localizadas, esos famosos “rollitos” que no podemos sacarnos ni con dieta, ni con ejercicios y mucho menos con aparatología estética. La técnica de aplicación es la infiltración subcutánea en la Hipodermis, es decir la fosfatidilcolina es inyectada directamente en la grasa, con una aguja hipodérmica.

El tratamiento con fosfatidilcolina consiste en la aplicación en los pequeños depósitos de adiposidades localizadas, en pacientes con peso normal o sobrepeso leve. En los casos de sobrepeso moderado u obesidad, se puede utilizar la fosfatidilcolina como complemento de un tratamiento para adelgazar, basado en dieta y actividad física.

Es importante resaltar que el tratamiento aislado con fosfatidilcolina no adelgaza; sólo ayuda en la remodelación del contorno corporal. Las regiones corporales a tratar son: abdomen, cintura y flancos, caderas, glúteos, parte interna de muslos y de rodillas, infra escapular, pre axilar y parte interna de brazos.Las regiones faciales permitidas son: bolsas palpebrales y la región sub-mentoniana.

Contraindicaciones absolutas en aplicación en niños, embarazadas y diabéticos con micro angiopatía.