Home

 

RADIOFRECUENCIA FACIAL

La radiofrecuencia es una técnica con la que se corrige la textura de la piel, la flacidez y el volumen, estimula los fibroblastos a través de calor intradérmico, consiguiendo la regeneración de colágeno y mejorando los tejidos y la elasticidad de la piel. Permite atravesar la dermis sin dañarla y acceder a las capas más profundas de la piel consiguiendo un efecto joven.

Se activa la circulación de la zona a tratar, el sistema linfático y el sistema arteriovenoso, aumenta el drenaje linfático y la vascularización. El objetivo del tratamiento es la prevención y la corrección para provocar efecto tensor visible desde la primera sesión.

Puede aplicarse en cara, cuello y otras zonas del cuerpo. El tratamiento dura unos minutos y es inocuo, apenas produce un leve enrojecimiento de la zona tratada. Después de la aplicación el paciente puede reanudar su vida normal.

 


                                                                                  

                                      MEDICINA ORTOMOLECULAR

medicina orthomolecular

 

La Medicina Ortomolecular es un Programa de Tratamiento de regeneración celular a través de la bioestimulación, basado en la aplicación intradérmica de un complejo derivado del plasma rico en plaquetas obtenido del propio paciente, con la adición de sustancias específicas que actúan en contra del proceso de oxidación celular. Se obtienen así resultados espectaculares, a través de los recursos que ofrece el propio organismo para paliar los estigmas del envejecimiento cutáneo.

Se trata de un TRATAMIENTO RESTITUTIVO, es decir que pretende restablecer (a la normalidad) el metabolismo y el funcionalismo cutáneo, enlentecidos o deteriorados por el paso del tiempo, a través de la activación biológica de las funciones anabólicas del fibroblasto (bioestimulación).

La función de la medicina biológica (o Lisadoterapia) es corregir el desequilibrio del organismo generado por cambios en las células, lo que determina la aparición de una enfermedad. Por lo tanto, los lisados y las células tienen función regeneradora y correctora.

Los hidrolisados activan las funciones del tejido o glándula correspondiente siendo asi capaces de normalizar las funciones de los órganos, tejidos y/ó glándulas enfermas. Su acción no es farmacológica sino biológica, espontánea y natural. Esta terapeútica no es sintomática sino que actúa a través del tiempo, y no pretende ni debe reemplazar a la farmacoterapia clásica sino complementarla.

El ADN tiene acción revitalizante, regeneradora y energizante con efecto prolongado, condensa toda la información para la síntesis de todas las proteínas en un organismo vivo, estimula la síntesis de proteínas, que es el metabolismo propio de cada célula permitiendo la recuperación de la vitalidad celular.

 

Valora este artículo
(1 Voto)